Centro psicoanalítico en Mejorada del Campo

Manuel Noriega Psicoanalista paisaje

Dónde estamos

Dirección:
Calle Francisco de Goya, 4 - 1.° C
28840 MEJORADA DEL CAMPO (Madrid)

E-mail:

Móvil:
699 504 504
Llámenos en las tardes para pedir una cita.
Si tiene alguna consulta
Manuel Noriega Psicoanalista paisaje de noche y personas tomándose de las manos

Don Manuel Noriega Borrachero, psicoterapeuta y psicoanalista

Bienvenido a nuestro centro psicoanalítico situado en Mejorada del Campo. En la consulta de Manuel Noriega Psicoanalista trabajamos con especialistas de intachable trayectoria. Don Manuel Noriega Borrachero, nuestro director, cuenta con el siguiente perfil profesional:

  • Miembro de la Escuela Española de Psicoterapia y Psicoanálisis.
  • Miembro de Psico-Red Cam.

Atendemos a niños, adolescentes, adultos y personas mayores que se encuentren en un momento difícil, en una situación de conflicto interno o con los demás, con problemas sin resolver, con problemas de autoestima y/o cambios de personalidad, desequilibrio emocional, etc.

El psicoanálisis

Podemos definir al psicoanálisis como un método de investigación de la historia, sobre todo inconsciente, del individuo y, mediante ello, como una terapéutica de sus padecimientos.

Puesto en práctica por Sigmund Freud y continuado, entre otros, sobre todo por Lacan, ha ejercido una considerable influencia durante el pasado siglo XX en el pensamiento, en el estudio de la estructura de la personalidad, en ciencias como la sociología o la antropología y reflejado, incluso, en el común lenguaje utilizado por todos.

El psicoanálisis parte de la idea de que existe un inconsciente que gobierna nuestras vidas. Este inconsciente está formado por episodios reprimidos. El acceso a la conciencia de esos episodios reprimidos y su posterior elaboración le permitirá no repetir en su vida eso que le angustia y que no sabe por qué lo hace; le permitirá liberarse de ansiedades y depresiones producidas por acontecimientos actuales que se enlazan directamente con los episodios reprimidos de su pasado.

Al psicoanalista le interesa la historia personal por la cual ha llegado a tener esos síntomas que le incapacitan. Esa historia personal, que es distinta en cada persona y que, por tanto, nos manifiesta que no puede haber, por ejemplo, dos deprimidos iguales. Dos objetos con la misma avería pueden ser tratados de manual (de la misma forma). Pero nosotros somos sujetos y, por tanto, cada uno llegó a su actual estado mediante una experiencia única y propia que hay que analizar.

El psicoanalista o psicoterapeuta

Durante el proceso, la relación emocional entre paciente y analista permite la transferencia. El paciente proyecta los sentimientos reprimidos sobre el terapeuta, reviviendo en el presente las experiencias represoras del pasado. La cura sobreviene una vez que el paciente asume conscientemente el problema y éste es elaborado.